Christian Palomares, tercero de España en SuperStock600
Comparte

Christian ha conseguido quedar entre los tres mejores de España en esta categoría.

La última prueba del RFME Campeonato de España de Velocidad se ha celebrado este fin de semana en el Circuito de Navarra. El piloto de Bargas venía con las cosas muy claras y ya que no ha podido conseguir el ansiado título de campeón, estar entre los tres de delante era un premio a toda su temporada.

Después de Valencia, donde terminó en los cajones de honor, trabajó duro e incluso estuvo en este mismo Circuito para preparar la carrera. Sus rivales no le iban a poner las cosas fáciles pero estaba más que preparado para dar guerra.

El miércoles ya estaba en Navarra para salir el jueves y el viernes a los entrenamientos libres. Junto a su equipo, el Autos Arroyo Pastrana Racing Team, trabajó para tener la moto perfecta para los cronometrados del sábado. En la primera tanda, disputada el sábado a las 12’20h y con la pista mojada, Christian hizo un gran trabajo siendo primero y, por lo tanto, el más rápido de los 36 pilotos que había en pista.

En la segunda, con el asfalto complicado porque estaba empezando a secarse, hizo que perdiera la pole provisional y se clasificó undécimo obteniendo esa posición para la parrilla de salida ya que todos mejoraron sus tiempos con respecto al primer cronometrado.

La carrera se ha celebrado hoy a las 12’45h y con las cámaras de Teledeporte en directo sin perder detalle de lo que pasaba en el trazado navarro. Christian ha salido bien y conforme pasaban las vueltas ha ido acercándose a los pilotos que estaban peleando por el último escalón de honor. Ha llegado a ellos y ha luchado por meterse en el pódium. Al final ha cruzado la meta quinto pero se ha asegurado la tercera posición final.

Christian Palomares: “El fin de semana ha sido complicado. El viernes teníamos buen ritmo en seco y la puesta a punto de la moto era muy buena para pelear por la pole. Pero el sábado nos despertamos con agua y en el primer crono hicimos la pole provisional. En el segundo la pista estaba delicada y se pudo rodar más rápido e hice el undécimo pero no tenía nada de feeling con los charcos. Hoy en la carrera he salido bien, me he enganchado a la lucha por el pódium y he sido quinto. Dar las gracias al equipo, a Data Box y a toda la gente que me ayuda. El año que viene más”.

Con el tercer puesto en el bolsillo Christian ya piensa en el 2017 donde volverá con más fuerza y ganas para convertirse en campeón de España.