Comparte

En relación a la nota de prensa publicada el pasado 25 de mayo donde Jesús Jiménez del Salado, presidente del Comité de Empresa y representante de los trabajadores por el sindicato CC.OO., dice haber pedido el cese del Concejal de Personal por “evidenciar mala fe en las negociaciones”, el Ayuntamiento de Bargas informa que llevan más de cuatro meses negociando dicho convenio, que de 17 propuestas presentadas por el Comité en representación de los trabajadores laborales, se ha llegado a acuerdo en 15 y que las dos restantes se quedan para posterior. Es decir que “ni hay mala fe” y que el Concejal de Personal “no es incapaz de negociar”. En la última reunión, y ya plasmados en las correspondientes actas los acuerdos alcanzados (15 de 17), se convoca a la mesa general de contratación para organizar los articulados e incorporar los acuerdos alcanzados y dar fin a la negociación, pero cual fue la sorpresa cuando el Presidente del Comité, Jesús Jiménez del Salado, expone, antes de empezar, cuestiones ya acordadas en meses anteriores y dejar caer el desacuerdo en propuestas ya negociadas. Ante esta actitud, los Concejales representantes del Ayuntamiento de Bargas, toman la decisión de levantarse de la mesa, no sin antes hacer constar en acta “que no estaban dispuestos a perder más tiempo en algo ya negociado en meses anteriores”.

El Ayuntamiento está, como siempre ha demostrado, dispuesto a negociar y a llegar a todos los acuerdos posibles, con la única limitación del cumplimiento de la legalidad y de evitar agravios comparativos entre los trabajadores, buscando mejoras para todos, no solo para unos pocos y mucho menos dedicar la Comisión a resolver el problema personal de algún negociador, teniendo en cuenta que es una negociación laboral, y no aprovechar para hacer política partidista

Señalar que por parte de los trabajadores de U.G.T. han manifestado públicamente, su desvinculación del comunicado de Jesús Jiménez del Salado, Presidente del Comité de Empresa.

Deberá ser el Presidente del Comité de Empresa, Sr. Jiménez, quien reflexione si tiene que poner su dimisión ante los trabajadores.

Hacemos un llamamiento a la serenidad y a pensar en los vecinos de Bargas que es a quien nos debemos, tanto para la actividad pública, como para garantizar que los recursos económicos de ellos son bien empleados.