Comparte

El Alcalde de Bargas, junto a la Consejera de Bienestar Social del Gobierno Regional han inaugurado las Jornadas sobre la UTC poniendo de ejemplo la Residencia de Mayores “Valdeolivas” de la localidad de Bargas.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, junto al Alcalde de Bargas, Gustavo Figueroa Cid; y José Luis Roselló, Director General de SARquavitae, han inaugurado la Jornada “Unidad de Trastornos de Conducta. Experiencia en intervención positiva con personas mayores” organizada por la Consejería de Bienestar Social y SARquavitae, en la que se ha realizado un análisis de la experiencia de la residencia del municipio, que cuenta con la única Unidad de Trastornos de Conducta de la región, que desde 2009 y que ha atendido desde su apertura a 52 personas.

La consejera ha destacado que “la Unidad de Trastorno de Conducta de la residencia de Bargas es un ejemplo de la atención especializada que presta la red pública de residencias de mayores del Gobierno regional, que además de ser la segunda de España en número, con 11.370 plazas públicas y concertadas, trabaja a diario para avanzar en la calidad de la atención”.
La residencia de mayores de Bargas es de titularidad del Gobierno regional, tiene 120 plazas residenciales y 20 en el Servicio de Estancias Diurnas (SED), con 19 plazas de atención especializada dedicadas a la UTC, que “cumplen una labor muy importante de apoyo a la red residencial de Castilla-La Mancha”, ha concluido la consejera.

La Unidad de Trastornos de Conducta (UTC) de la residencia de mayores ‘Valdeolivas’ de Bargas se creó en 2009 para ofrecer un servicio destinado a la atención integral y específica de las personas con demencia y otros trastornos mentales con alteraciones que les impiden continuar en su residencia habitual.

Dispone de un equipo multidisciplinar compuesto por auxiliares, enfermeras, médico, psicólogo, trabajador social, coordinador DUE, terapeuta ocupacional y técnico de Animación Sociocultural y su trabajo supone una clara mejoría en el tratamiento de residentes con necesidades especiales.

Las 19 plazas de atención especializada de la UTC han atendido en siete años más de 52 personas mayores con necesidades especiales, con graves dificultades de adaptación y de relación con los demás residentes, manifestando comportamientos disruptivos y agresivos de manera continuada y suelen abarcar varias funciones psicológicas.