Toponímico

La palabra “barga” o “varga” es un término de origen prerromano, quizá celta, que significa “la parte más pendiente de una cuesta” (“berg”: altura), si bien en el antiguo castellano se empleaba para denominar una casilla con cubierta de paja o ramaje (del celta “varr”: palo, tabla). Por tanto, en sus orígenes debió formar un hábitat de pequeñas aldeas dispersas por diversos puntos de lo que constituye el término municipal actual, sobre todo en donde actualmente se encuentran las fincas “El Chivero” y “Los Llanos, en los  márgenes del río Guadarrama y en el paraje conocido como “Vandolid” o “Valdolid”. 


Historia

Bargas fue una de las veintiséis aldeas y alquerías pertenecientes al alfoz de Toledo que fue repoblada por Alfonso VI tras la Reconquista, estando dedicada fundamentalmente a la agricultura, a la panadería y a las transacciones comerciales.

Se atribuye el oficio de panadero medieval, primero, y después también el de ebanista renacentista, a la tradición morisca de emigrantes toledanos que enraizaron en la localidad, asentándose en el barrio de las Eras y conviviendo con la población judía, existente ésta antes incluso de la llegada forzosa de menestrales mudéjares procedentes de Toledo. 

No será hasta mediados del siglo XVII cuando Bargas se consolide como entidad local, si bien continúa integrado en el alfoz de Toledo hasta la llegada del régimen liberal. Por entonces, ya disponía de ochocientas casas de mediana construcción, con ayuntamiento y cárcel situados en el mismo edificio. En 1834, se construyó el cementerio, a extramuros de la población, y a mediados de siglo funcionaba una escuela a la que acudían cien niños y otra de ochenta niñas.

Dado que los caminos seguían siendo rurales y de trazo irregular, el acceso al lugar por otras rutas que no procediesen de Toledo se hacía dificultoso, pero la llegada del ferrocarril, a principios del siglo XX, facilita, aunque a 3,5 Km. de distancia de la población, el tránsito de trenes y mercancías. También a principios de este siglo llega la electricidad a Bargas.

El desarrollo de la localidad era progresivo, si bien los recursos municipales seguían siendo escasos para atender las necesidades, cada vez mayores, del municipio. Durante la Guerra Civil, sufrió graves daños por su posición estratégica en el frente de batalla. Los estragos de la contienda hicieron mella en Bargas, endeudada en la recuperación de su entorno, motivo por el cual las obras y servicios municipales acordes con las necesidades de los ciudadanos, como el abastecimiento de agua potable a domicilio, comenzaron más tarde, en los años 60, mientras que las obras de alcantarillado y pavimentación, así como el servicio de recogida de basuras, hubieron de esperar a la década de 1970.

A partir de 1990, Bargas continúa evolucionando. A las obras municipales emprendidas quince años atrás se suman ahora el levantamiento de parques y jardines, se acomete la mejora del alumbrado público, finaliza la pavimentación de sus calles y se renuevan las obras de saneamiento y alcantarillado. Además del progresivo desarrollo del sector terciario, referido a comercios y servicios, la presencia de actividades agropecuarias de diversa entidad sigue siendo representativa en el término municipal, con la existencia de varias granjas de ganado ovino y porcino y gran actividad agrícola, predominando el cultivo de olivo de secano.

En la actualidad, Bargas refleja un importante desarrollo urbanístico, que tiene su proyección en las urbanizaciones, las cuales están creciendo de forma controlada, en consonancia con los servicios sanitarios, culturales, deportivos y educativos que dispone la localidad, acomodando infraestructuras y viales, más zonas dotacionales y espacios verdes, facilitándose la conexión con el casco urbano y haciendo de Bargas un lugar atractivo y cómodo para vivir.

Blanca Picabea Eléxpuru

Archivera del Ayuntamiento de Bargas 


 

El escudo de Bargas

escudobargasaltatransparente“De gules, la fuente de oro con chorro de plata, cortado de plata, cuatro ondas de azur. Timbrado con corona real cerrada.”

Aprobado en sesión del Pleno de fecha 5 de octubre de 1977, previo dictamen de la Real Academia de la Historia, y autorizado por Real decreto 818/1978, de 30 de marzo. 

 

 


La Bandera de Bargas

Bandera-de-Bargas“Bandera rectangular, de proporciones 2/3, dividida diagonalmente desde lo alto del asta al bajo del batiente, de color amarillo la porción superior y carmesí la inferior; lleva sobrepuesto en el centro el Escudo de Armas timbrado del municipio”.
 

Aprobada por Orden de 09-09-2008, de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Otros textos sobre Bargas

Textos publicados en los Programas de Fiestas