Cumplir las normas de circulación es una muestra de educación y civismo. La calidad de vida y el bienestar ciudadano empiezan por el cumplimiento de las siguientes normas:

1. No estacione su vehículo sobre las aceras, afecta a la seguridad de los peatones y daña el estado de las mismas. Estacionar en los pasos de cebra y rampas impide a las personas discapacitadas y demás peatones utilizarlos libremente.

2. No abandone su coche viejo en la vía pública. Lleveló a un desguace y tramite su baja. Así habrá más plazas de aparcamiento y menos focos de suciedad y peligro. En caso de duda infórmese en la Policía Local de su población, donde le indicarán los trámites a seguir.

3. No circule en motocicleta o ciclomotor a escape libre o sin silenciador ya que además de estar prohibido molesta e impide a los demás que descansen cuando lo desean. La Policía Local puede medir el nivel de decibelios que emite su vehículo e indicarle como actuar si excede los límites tolerados.

4. Las competiciones de vehículos y el exceso de velocidad representan un gran peligro para todos.

MUESTRE SU CIVISMO CONDUCIENDO
HAGAMOS ENTRE TODOS UNA CIUDAD MEJOR

Los estacionamientos indebidos de los vehículos en las ciudades merecen una especial atención ya que suponen auténticas barreras para las personas con minusvalías físicas o para aquellos que se decantan por el transporte público frente al privado. Es necesario que todos los conductores se conciencien y actúen de manera solidaria a la hora de aparcar.

Tan sólo hace falta pensar un poco en los demás para darnos cuenta que podemos ser responsables de reducir la libertad de movimiento de una persona.

Estacionar los vehículos incorrectamente en una zona reservada a minusválidos, en una parada de autobús, en un paso de peatones, en una salida de emergencia, etc., puede parecernos como algo intrascendente, sin consecuencias, sin embargo estamos ante una clara muestra de incivismo.

La Policía Local trabaja con gran esfuerzo por conseguir “Ayuda y proteger” a estas personas que sufren las consecuencias de la falta de solidaridad de algunos conductores.

La protección de los ciudadanos que padecen los estacionamientos incorrectos, es una tarea prioritaria de la Policía Local. La función de los agentes consiste, además de evitar y denunciar las infracciones de circulación, en tratar de corregir estas malas maneras de los conductores.

La Policía Local está siempre disponible para ayudar a los ciudadanos que requieran de sus servicios. El número de teléfono (609 347 051) es una puerta permanentemente abierta a la que puede llamar todo aquel que necesite la actuación de los agentes.